Telf. 693 10 82 32

¿Qué es la menstruación y el síndrome premenstrual?

Hoy queremos dedicar un tema a todas las mujeres, sobre todo y especialmente, a todas aquellas que sufren con la menstruación, sus dolores…

Dolor en la parte baja del abdomen, sensibilidad en los pechos, dolor en las piernas o en las lumbares, fatiga, irritabilidad y/o depresión, retención de líquidos, dolor de cabeza o jaquecas… Estos son muchos de los problemas que nos aparecen cada 28 días o un mes con la menstruación. Y no sé si porque nos hemos acostumbrado o porque le pasa a mucha gente, que hemos tomado este rol como algo normal. Pues aquí se cumple eso de “mal de muchos consuelo de tontos”, el hecho de que muchas personas lo sufran no quiere decir que sea lo normal.

La menstruación es un proceso que no debería doler, así que si eres una de esas chicas que cada mes pasas un calvario cuando te viene la regla deja de vivirlo como algo natural y ponte manos a la obra, tu cuerpo te está avisando de que hay un desajuste hormonal y, si no le pones remedio, puede desencadenar en algo más grave.

 

síndrome premenstrual

 

Soluciona el síndrome premenstrual, no lo normalices

 

Lo primero que debes saber es que el síndrome premenstrual se debe a un exceso de estrógenos, tanto porque estamos fabricando demasiados, porque no los eliminamos bien o por ambas cosas. Este exceso de estrógenos, la mayoría de las veces viene acompañado por un exceso de histamina, por lo que si queremos acabar del todo con el problema debemos reducir tanto unos como otros.

 

Síntomas que nos indican que tenemos exceso de estrógenos:

 

  • Aumento de flujo vaginal: Lo normal es que a mitad de ciclo tengamos más flujo, pero si esto sucede durante la mayor parte del mes es por un desajuste hormonal
  • Sangrados menstruales abundantes y largos, entre 6 y 7 días
  • Miomas uterinos y/o mamas fibrosas
  • Disminución de la lívido
  • Contracturas musculares
  • Estreñimiento: Si eres de esas personas con estreñimiento que cuando estás en los 4 o 5 días de la regla vas mejor al baño te está indicando que tienes los estrógenos altos.
  • Presión arterial baja que producirá una constante sensación de frío.
  • Ansiedad/depresión
  • Piel seca
  • Alergias

menstruación

¿Qué hacer para mejorar nuestra menstruación, y en especial, el síndrome premenstrual?

 

Primero debemos frenar la fabricación de estrógenos, acción que tiene lugar gracias a una enzima llamada aromatasa, la cual encontramos en varias partes de nuestro cuerpo, pero sobretodo, en el tejido adiposo, es decir, en la grasa. Cuanta más grasa tenemos, más creación de estrógenos, y cuantos más estrógenos, más aromatasa, es un círculo vicioso del que es necesario salirse.

Por lo tanto, para mejorar nuestra salud hormonal debemos cambiar una serie de cosas:

  • Hacer ejercicio físico
  • Mejorar la salud bucodental: Que nos sangren las encías es un síntoma de que nuestro cuerpo está inflamado, por lo que habrá lo que se llama una resistencia a la insulina y con ello un aumento de la facilidad para engordar, por lo tanto tendremos más aromatasa.

Para ayudar en este proceso es importante lavarnos los dientes con pastas naturales que contengan coco, sésamo, salvia, romero o árbol del té.

  • Bajar los estrógenos de la dieta
  • No tomar lácteos ni derivados
  • Evitar alimentos que nos suban mucho el índice glucémico como los refinados (harinas, azúcares…), refrescos, chicles, alcohol o café
  • Tener cuidado con los “xenoestrógenos” que son compuestos que actúan en nuestro cuerpo como estrógenos y los encontramos en los químicos utilizados en herbicidas, pesticidas, antibióticos para animales o plásticos, así que si queremos mejorar nuestra salud hormonal sería conveniente que nuestra alimentación se basase en productos ecológicos e ir con mucho cuidado con los plásticos como los “tuppers” o el film, sobretodo si se exponen a altas temperaturas como en el microondas.
  • Reducir los alimentos con histamina

Una vez hemos frenado el aporte de estrógenos e histamina, lo que debemos hacer es ayudar a la eliminación de éstos aportando al hígado los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento, que son, vitamina B9, B12, B6, B2 y magnesio entre otros y que los podemos encontrar en la remolacha, brócoli, col, espárragos, algas (sobretodo la espirulina), legumbres, hojas verdes, yema de huevo, sésamo y en carnes y pescados que no lleven más de 48 horas en la nevera (el pescado, a poder ser blanco).

Si aún con estas pautas básicas no se eliminan del todo las molestias, es recomendable ponerse en contacto con un profesional en PNIE para que pueda valorar detalladamente el caso.

Y si tienes cualquier duda sobre la menstruación, sus ciclos, dolores menstruales o período premenstrual no dudes en escribirnos y te ayudaremos en todo aquello que podamos. Y no pienses que sólo hoy dedicaremos un post a la mujer, estate atenta que este mes nos centraremos mucho en vosotras 😉

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Abrir chat